Elena resulta valiente porque se anima a mostrar que tras el duelo no hay dolor, sino una sonrida fugaz, un amor con forma de danza que sobrvive al tiempo

image

Depois de assistir a ELENA semana passada no BAFICI, o festival internacional de cinema independente de Buenos Aires, o jornalista Leonardo Tarifeño, do La Nación, publicou em seu blog uma interessante resenha sobre filme, na qual faz até uma certa relação com o filme da performance The Artist is Present, de Marina Abramovic, também exibido no festival portenho.

Abaixo, seguem os trechos do post de Tarifeño que citam ELENA. Se você quiser ler a crítica integral do jornalista sobre o festival, clique aqui.

“…luego me emocioné con la hermosísima Elena, donde la directora Petra Costa ensaya una carta visual a su hermana fallecida…”

(…)

Como bien demuestra Abramovic, distinguir entre arte por un lado y vida por el otro es absolutamente falso: en el artista de verdad, ambos conceptos son sinónimos, se complementan y resultan indisolubles. Por la misma razón, la malograda aspirante a actriz Elena de la película de Petra Costa se desdibuja hasta caer en el suicidio. Convencida de que no puede vivir el teatro de la manera en la que ella quisiera, la hermana de la directora languidece, no encuentra ninguna razón para vivir y termina por suicidarse con apenas 20 años. El documental dibuja con trazo milimétrico esa ansiedad artística, y responde con una carta visual a los cassettes-cartas que Elena grababa en New York para sus familiares, avergonzada de su letra manuscrita. Minutos antes de matarse, Elena tampoco escribe su última carta a mano, y elige tipear el mensaje en el que ¿explica? su suicidio. A su manera, Elena, la película, es la búsqueda de una escritura común entre las dos hermanas, ese océano en el que las letras se vuelven agua y ya no cuentan el dolor, sino la grafía de los recuerdos. Elena me conmovió porque no habla tanto del duelo como de lo que queda de nosotros cuando ya no estamos. Y me resulta valiente porque se anima a mostrar que tras el duelo no hay dolor, sino una sonrisa fugaz, una imagen compartida, un amor con forma de danza infantil que sobrevive al tiempo.”

No próximo dia 20 acontece a última exibição de ELENA no BAFICI, às 13h54, no Village Recoleta Mall.

Índice

(345 artigos)